El ‘Gran engaño’ de Netflix a Joaco Guillén en la producción del documental sobre Diomedes Diaz.

‘Diomedes: el ídolo, el misterio y la tragedia’, el documental que la reconocida plataforma de streaming Netflix lanzó el pasado miércoles 30 de marzo sobre la leyenda vallenata Diomedes Díaz ha generado controversia.

La tan esperada producción audiovisual que se supone, según los fieles seguidores del fallecido cantante, trataría la vida de Diomedes en todo su esplendor, se limitó a contar el caso de Doris Adriana Niño.

El documental que recoge entrevistas y testimonios de familiares, amigos y conocidos del ‘Cacique de La Junta’, también revela grandes infidencias que dejaron muy mal ‘parado’ a quien fue el intérprete de ‘La ventana marroncita’.

La pieza audiovisual provocó diferentes opiniones que permiten inferir que el documental no estuvo a la altura de las grandes producciones, según los comentarios cualificados que circulan por las redes sociales y medios.

Joaco Guillén, amigo y exmanager del ‘Cacique de La Junta’, uno de los tantos entrevistados en la producción audiovisual, develó al diario EL PILÓN lo sucedido en el documental y la afectación por el mismo.

“Yo soy respetuoso de los derechos autorales de mi compadre Diomedes. Por eso, dije que sin la autorización de sus hijos, encabezado por Rafael Santos, no daba ninguna entrevista; les di el teléfono de Santos, fueron hasta allá… Organizado eso con él, a la semana siguiente me vuelven a llamar que venían para acá, y Rafael Santos me autorizó para hacer la entrevista”, manifestó Joaco.

A partir de ese momento aseveró el exmanager y amigo de Diomedes que empezó a realizar toda la gestión pertinente con quienes según él, como un encargo de Santos, conocían y fueron partícipes de la vida artística del fallecido cantante vallenato.

“Rafael Santos me dijo algo muy importante: ‘Compadre Joaco, lleve a esta gente donde las personas que tuvieron algo que ver en la vida artística de mi papá… que participaron de una u otra forma en la vida artística’, y así lo hice”, expresó el exmanager.

Guillén reconoció que al primero en llamar fue a Emilio Oviedo, uno de los principales amigos que le abrió las puertas a Diomedes, según él; seguidamente, manifestó que también se contactó con Freddy Peralta, Marciano Martínez, Alvarito López, Iván Zuleta, Jaime Pérez Parodi, entre otros artistas, para que dieran su versión del ídolo vallenato.

Asimismo, recordó que grabaron muchos momentos especiales y representativos en la vida del artista que no salieron en la producción documental y que él esperaba fueran visibilizados.

Agregó que gran parte del documental estuvo enfocado en lo negativo y no en todo lo que el artista vallenato representó en la cultura y el folclor de la región.

“Vi que hicieron más énfasis en lo negativo que en lo positivo y siendo Diomedes un patrimonio cultural, no podían solo enfrascarse en la parte negativa y eso fue el documental”, aseveró Guillén.

Por otra parte, manifestó que existe una inconformidad grande por parte de los seguidores de Díaz que, según él, no perdonan que se hable mal del ‘Cacique’.

Joaquín Guillén manifestó que se ha visto afectado no solo por las críticas que ha recibido por parte de sus seguidores y del ídolo vallenato, también por ser un promotor de la producción que buscaba hablar y reconocer las grandes cosas que hizo Diomedes en el folclor y la música vallenata.

“Me he visto afectado porque saben que yo empecé a dar publicidad y a dar la noticia, saben que yo cargaba con ellos para todas partes, consiguiendo las entrevistas, la fanaticada, la mayoría están inconformes… Ya he perdido 20.000 seguidores y me han criticado mucho en lo que se colocó, pero eso no era lo que se buscaba”, aseveró el amigo del artista.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
WeCreativez WhatsApp Support
Escríbenos Vía WhatsApp